Education & Information

10 Types of Loss and Related Emotions You May Experience as a Caregiver

03-12-2021

Click here to view a Spanish translation

Being a caregiver can be an emotionally traumatic experience, especially if that experience ends with the loss of the loved one in your care (as it so often does). In handling loss, you’re likely to experience the full spectrum of emotion - sometimes within a single day. From grief to gratitude, guilt to relief, loss to love, and everything in between. These emotions are difficult to understand or control, and while you may feel alone in them, you’re not. They’re completely normal. Today we’ll go through some of the emotions you may experience when going through any type of loss.

Types of Loss

There are several types of loss you may experience as a caregiver, and they don’t all stem from death. Here are some examples of things besides death that can occur at any time and may trigger emotions surrounding grief/loss:

  • Loss of your identity
  • Loss of who the person was before they needed your help
  • Loss of your independence
  • Loss of life as it used to be
  • Loss of a sense of control
  • Loss of your family harmony
  • Loss of the future as you pictured it
  • Loss of a partner to share chores or responsibilities with
  • Loss of financial independence or security
  • Loss of sleep
  • And so much more.

These feelings of loss can be further complicated by your situation - for example, adjusting to life with a loved one who is physically, but not mentally present. All of these feelings of loss are complicated and valid, as are the emotions that surround them. Next, we’ll explore common emotions you may be feeling.

Emotional Responses to Loss

Experiencing loss will trigger different emotions in everyone. There is no right or wrong way to feel or to grieve, but we’ll now explore some of the more common responses.

  • Worry or Anxiousness.
  • Depression or Anxiety.
  • Anger or Frustration. At your loved one, at their doctors/nurses, at yourself, at other members of your family, etc. - all of it is natural.
  • Guilt. Either over something that was said/done or something left unsaid/incomplete.
  • Relief. Providing care for a loved one is a complicated situation, therefore the feeling of relief at the end is normal and natural. Though this emotion can feel wrong or trigger feelings of guilt, it’s a completely natural response to the end of a stressful situation.
  • Confusion. Confusion with how it ended, what to do next, how it all happened, etc.
  • Yearning. Wishing for days past or longing for the present or future to look different than (or how you expected).
  • Questioning. Questioning things like your faith (if applicable), yourself, your mortality and the meaning of life, the purpose of disease/death, etc.
  • And so many more.

How to Handle Emotions

Experiencing loss, as we’ve discussed, triggers a wide range of emotions - some of them easier to handle than others. It can be difficult in a time of grief or loss to take care of yourself, but here are some ideas for how to treat yourself with kindness through this period.

  • Give yourself time. There is no timetable for grief. We often begin to question ourselves when we feel our grief is lasting “too long,” but the reality is that everyone will experience grief differently. It takes time to heal so be patient with yourself.
  • Journal. Taking the time to write down your thoughts and struggles can be a therapeutic exercise. You can combine the venting journal with a gratitude practice (writing down things you’re grateful for) to help bring yourself to a feeling of peace.
  • Seek counseling. Finding a therapist you trust is a healthy way to work through emotions - they are licensed to help you unwind some of the messy tangles of emotions you’re feeling in a space that is non-judgmental and confidential.
  • Talk about it. Sharing how you’re feeling with trusted family or friends is often much better than keeping it to yourself or trying to heal alone.

Closing Thoughts

This is a complicated topic and we’ve only scratched the surface, but we hope you’ve found comfort in the fact that no matter how you feel, you’re never alone.

For further reading and resources, we invite you to check out our library of information for family caregivers by clicking here. You are also welcome to give us a call at 800-543-8312 to find out more about how we can support you in your caregiving journey.


10 tipos de pérdidas y emociones relacionadas que puede experimentar como cuidador

Ser un cuidador familiar puede ser una experiencia emocionalmente traumática, especialmente si esa experiencia termina con la pérdida del ser querido a su cargo (como sucede con tanta frecuencia). Al manejar la pérdida, es probable que experimente todo el espectro de emociones, a veces en un solo día. Desde el dolor a la gratitud, la culpa al alivio, la pérdida al amor y todo lo demás. Estas emociones son difíciles de comprender o controlar, y aunque puede sentirse solo en ellas, no lo está. Son completamente normales. Hoy pasaremos por algunas de las emociones que puede experimentar al pasar por cualquier tipo de pérdida.

Tipos de pérdida

Hay varios tipos de pérdidas que puede experimentar como cuidador y no todas se derivan de la muerte. Aquí hay algunos ejemplos de cosas además de la muerte que pueden ocurrir en cualquier momento y pueden desencadenar emociones en torno al dolor / pérdida:

  • Pérdida de tu identidad
  • Pérdida de quién era la persona antes de necesitar su ayuda.
  • Pérdida de su independencia
  • Pérdida de la vida como solía ser
  • Pérdida del sentido de control.
  • Pérdida de la armonía familiar
  • Pérdida del futuro como lo imaginaba
  • Pérdida de un compañero con quien compartir tareas o responsabilidades
  • Pérdida de seguridad o independencia financiera
  • Pérdida del sueño
  • Y mucho más.

Estos sentimientos de pérdida pueden complicarse aún más por su situación, por ejemplo, adaptarse a la vida con un ser querido que está presente físicamente, pero no mentalmente. Todos estos sentimientos de pérdida son complicados y válidos, al igual que las emociones que los rodean. A continuación, exploraremos las emociones comunes que puede estar sintiendo.

Respuestas emocionales a la pérdida

Experimentar una pérdida desencadenará diferentes emociones en todos. No existe una forma correcta o incorrecta de sentir o de llorar, pero ahora exploraremos algunas de las respuestas más comunes.

  • Preocupación o ansiedad.
  • Depresión o ansiedad.
  • Ira o frustración. En su ser querido, en sus médicos / enfermeras, en usted mismo, en otros miembros de su familia, etc., todo es natural.
  • Culpa. O por algo que se dijo / hecho o algo que no se dijo / incompleto.
  • Alivio. Cuidar a un ser querido es una situación complicada, por lo que la sensación de alivio al final es normal y natural. Aunque esta emoción puede sentirse mal o desencadenar sentimientos de culpa, es una respuesta completamente natural al final de una situación estresante.
  • Confusión. Confusión con cómo terminó, qué hacer a continuación, cómo sucedió todo, etc.
  • Anhelo. Deseando que los días pasados ​​o anhelando que el presente o el futuro se vea diferente a (o como esperabas).
  • Interrogatorio. Cuestionar cosas como su fe (si corresponde), usted mismo, su mortalidad y el significado de la vida, el propósito de la enfermedad / muerte, etc.
  • Y muchos más.

Cómo manejar las emociones

Experimentar una pérdida, como hemos comentado, desencadena una amplia gama de emociones, algunas de las cuales son más fáciles de manejar que otras. Puede ser difícil cuidarse a sí mismo en un momento de dolor o pérdida, pero aquí hay algunas ideas sobre cómo tratar con amabilidad durante este período.

  • Date tiempo. No hay un calendario para el duelo. A menudo, comenzamos a cuestionarnos cuando sentimos que nuestro dolor dura "demasiado", pero la realidad es que todos experimentan el dolor de manera diferente. Se necesita tiempo para sanar, así que tenga paciencia con usted mismo.
  • Diario. Tomarse el tiempo para escribir sus pensamientos y luchas puede ser un ejercicio terapéutico. Puedes combinar el diario de desahogo con una práctica de gratitud (escribir las cosas por las que estás agradecido) para ayudarte a sentirte en paz.
  • Busque asesoramiento. Encontrar un terapeuta en el que confíe es una forma saludable de trabajar con las emociones; tiene licencia para ayudarlo a desenredar algunos de los enredos de emociones que está sintiendo en un espacio que no es crítico y es confidencial.
  • Hable al respecto. Con frecuencia, compartir cómo se siente con familiares o amigos de confianza es mucho mejor que guardarlo para sí mismo o tratar de curarse solo.

Pensamientos finales

Este es un tema complicado y solo hemos arañado la superficie, pero esperamos que haya encontrado consuelo en el hecho de que no importa cómo se sienta, nunca estará solo.

Para obtener más información y recursos, lo invitamos a consultar nuestra biblioteca de información para cuidadores familiares haciendo clic aquí. También puede llamarnos al 800-543-8312 para obtener más información sobre cómo podemos ayudarlo en su viaje como cuidador.