Education & Information

How to Create a Care Plan

07-01-2021

Click here to view a Spanish translation

Becoming a family caregiver is a notoriously difficult task. This role’s challenges are largely due to the nature of caregiving - responsibilities are strenuous, frequently change, and come without a set rulebook to follow. This combination of both complexity and unpredictability is one of the main reasons we recommend you create a care plan. A care plan can help you prepare for a sudden change in your situation and offer you some peace of mind. This article will explain what a care plan is and how to think about putting yours together.

What is a Care Plan?

A care plan can really be anything you want it to be - from an informal contingency plan with you and your loved one, to a more formal agreement amongst broader family that establishes who is providing what type of care, when, and for how long.

The main purpose of a care plan is to create a strategy so that you as a caregiver feel both organized and prepared for what lies ahead.

How to Create a Care Plan:

While there’s no right or wrong way to create a care plan, here are a few steps and things to consider when putting yours together.

  1. Assess the Current Situation for Living and Care
    One of the first things you should do when setting up a strategy for future care is to evaluate exactly where you are now. AgingCare has a wonderful checklist to help you think through the details of your loved one’s day to assess the current situation.

    This assessment will help you take an unbiased look at the situation today - understanding where help is and is not needed - which will allow you to make an educated guess on where the future of care is headed.

    In addition to home life, it’s also important to gather all medical documents, prescription information, etc. to ensure you have everything you need to assess the situation and prognosis from today.
  2. Identify any Unmet Needs and Set Goals
    The next thing to consider is where the current needs are potentially left unmet, and how you’d like to adjust any existing care routines.

    Think through these questions:
    1) What does the current routine lack? (Examples could be related to nutrition, exercise, social interaction, etc.)

    2) What problems should we address? (Examples could be weight gain or loss, lack of stimulation, refusal to take medications, etc.)

    3) What goals should we set? (Examples could be successfully eating 3 meals a day, incorporating 4 walks a week, getting your loved one to maintain independence on “x” task, making the home safer to prolong independence, etc.)

    4) How does my loved one feel and what would they like to prioritize?

    Once you’ve gone through this exercise, you can repeat these questions with other longer-term aspects of care like estate planning, end-of-life care or advanced care options, funeral plans if needed, etc.
  3. Pick the Care Team
    Finally, it’s time to identify who is going to help you and your loved one accomplish these goals. This can include the professional care team of doctors, nurses, and specialists as well as the friends and family who are able to help.

    In addition, it is worth looking into additional sources for help like charitable organizations, local government support options, and more. Even if you don’t need it now, it can become extremely valuable should you run into a conflict or your loved one’s needs suddenly change down the line.

Closing Thoughts

Providing care to a loved one in need is a rewarding and challenging task. A bit of preparation is worth its weight in gold. Your care plan can include anything you’d like it to - the most important thing is that you give yourself time to gather your thoughts and essentials, make any necessary changes, and prepare for the future.

For further reading and resources, we invite you to check out our library of information for family caregivers by clicking here. You are also welcome to give us a call at 800-543-8312 to find out more about how we can support you in your caregiving journey.

TÍTULO: Cómo crear un plan de atención

Convertirse en un cuidador familiar es una tarea notoriamente difícil. Los desafíos de este rol se deben en gran medida a la naturaleza de la prestación de cuidados: las responsabilidades son extenuantes, cambian con frecuencia y vienen sin un reglamento establecido a seguir. Esta combinación de complejidad e imprevisibilidad es una de las principales razones por las que te recomendamos que crees un plan de atención. Un plan de atención puede ayudarte a prepararte para un cambio repentino en tu situación y ofrecerte algo de tranquilidad. Este artículo explicará qué es un plan de atención y cómo pensar en preparar el tuyo.

¿Qué es un plan de atención?

Un plan de atención realmente puede ser lo que tu quieras que sea, desde un plan de contingencia informal contigo y tu ser querido, hasta un acuerdo más formal entre la familia en general que establece quién brinda qué tipo de atención, cuándo y por cuánto tiempo.

El propósito principal de un plan de atención es crear una estrategia para que tu, como cuidador, te sientas organizado y preparado para lo que se avecina.

Cómo crear un plan de atención:

Si bien no existe una forma correcta o incorrecta de crear un plan de atención, aquí hay algunos pasos y aspectos que debes considerar al preparar el tuyo.

  1. Evaluar la situación actual de vida y cuidados
    Una de las primeras cosas que debe hacer al establecer una estrategia para la atención futura es evaluar exactamente dónde te encuentras ahora. AgingCare tiene una maravillosa Lista de Verificación para ayudarte a pensar en los detalles del día de tu ser querido para evaluar la situación actual.

    Esta evaluación te ayudará a tener una mirada imparcial de la situación actual, entendiendo dónde se necesita y dónde no se necesita ayuda, lo que te permitirá hacer una conjetura fundamentada sobre hacia dónde se dirige el futuro de la atención.

    Además de la vida en el hogar, también es importante recopilar todos los documentos médicos, información de prescripción, etc. para asegurarse de tener todo lo que necesitas para evaluar la situación y el pronóstico a partir de hoy.
  2. Identificar las necesidades insatisfechas y establecer metas
    Lo siguiente a considerar es dónde quedan potencialmente insatisfechas las necesidades actuales y cómo te gustaría ajustar las rutinas de atención existentes.

    Piensa en estas preguntas: 1) ¿Qué le falta a la rutina actual? (Los ejemplos pueden estar relacionados con la nutrición, el ejercicio, la interacción social, etc.)

    2) ¿Qué problemas debemos abordar? (Por ejemplo, el aumento o la pérdida de peso, la falta de estimulación, la negativa a tomar medicamentos, etc.)

    3) ¿Qué objetivos deberíamos fijarnos? (Por ejemplo, comer con éxito 3 comidas al día, incorporar 4 caminatas a la semana, lograr que el ser querido mantenga la independencia en la tarea "x", hacer que el hogar sea más seguro para prolongar la independencia, etc.)

    4) ¿Cómo se siente mi ser querido y qué le gustaría priorizar?

    Una vez que hayas realizado este ejercicio, puedes repetir estas preguntas con otros aspectos de la atención a más largo plazo, como planificación patrimonial, atención al final de la vida u opciones de atención avanzada, planes funerarios si es necesario, etc.
  3. Elige el equipo de atención
    Finalmente, es hora de identificar quién los ayudará a ti y a tu ser querido a lograr estos objetivos. Esto puede incluir el equipo de atención profesional de médicos, enfermeras y especialistas, así como los amigos y familiares que pueden ayudar.

    Además, vale la pena investigar fuentes adicionales de ayuda como organizaciones benéficas, opciones de apoyo del gobierno local y más. Incluso si no las necesitas ahora, puede volverse extremadamente valioso si te encuentras con un conflicto o las necesidades de tu ser querido cambian repentinamente en el futuro.

Pensamientos finales

Brindar atención a un ser querido que lo necesita es una tarea gratificante y desafiante. Un poco de preparación vale su peso en oro. Tu plan de atención puede incluir todo lo que desees; lo más importante es que te des tiempo para ordenar tus pensamientos y coordinar lo esencial, hacer los cambios necesarios y prepararte para el futuro.

Para obtener más información y recursos, te invitamos a consultar nuestra biblioteca de información para cuidadores familiares haciendo click aqui. También puedes llamarnos al 800-543-8312 para obtener más información sobre cómo podemos ayudarte en tu viaje como cuidador.

Categories: Caregiving Guidance